Kaosenlared: „Escrito en pro del País Vasco“

En resumen, un libro ágil y de utilidad para el lector alemán interesado en la situación actual de Euskal Herria, escrito por un alemán de Colonia, periodista y doctor en Historia, amante como Wilhelm von Humboldt del pueblo vasco, que merecería ser publicado también entre nosotros.

De nuevo Ingo Niebel, el alemán de Colonia, el periodista y doctor en Historia que acaba de defender su tesis sobre el País Vasco en la guerra civil española 1936-1937 y que conoce Euskal Herria desde su juventud, nos ofrece un libro fresco, ágil y actual, que en parte complementa otro suyo escrito en el 2009 y dirigido, cómo éste, al lector de lengua alemana: Das Baskenland. Geschichte und Gegenwart eines politischen Konflikts (El País Vasco. Historia y presente de un conflicto político).

Schreiben für das Baskenland. Journalisten gegen Madrider Lügen, Medienverbote, Folter und Haft (Escritos en pro del País Vasco. Periodistas contra las mentiras de Madrid, su prohibición de medios, tortura y cárcel) consta de 131 páginas y, como explica el mismo autor, surgió como idea en los aledaños de la Feria del Libro de Durango en el 2010 de conversaciones entre el editor de Bonn, Arnold Bruns, la presidenta del club PEN vasco, Laura Mintegi, y el autor. Es la escritora Laura Mintegi quien prologa el libro y nos recuerda el proverbio inglés “Before God was God and boulders were boulders, Basques were already Basques”, antes de que dios fuera dios y las piedras piedras, los vascos eran ya vascos. Si bien las circunstancias por entonces en nuestro pueblo eran muy distintas a las actuales, a estos intelectuales sin duda les marcó el hecho de que el PEN-club alemán hubiera concedido por aquellas fechas al “juez estrella” Baltasar Garzón nada menos que el premio Hermann-Kesten por su labor en pro de los derechos humanos, algo incomprensible para ellos y para quien conociera el papel de este actor juez en la represión, tortura y recorte de derechos humanos y de libertad de prensa… en Euskal Herria.

Hermann Kesten (1900-1996), el escritor alemán que en 1933 huyó de los nazis y se convirtió en editor importante de autores exilados alemanes, en 1939 escribió el libro “Die Kinder von Gernika”, los niños de Gernika, destruida por la Legión Condor en 1937 y no se merecía semejante escupitajo en su nombre. Al lector alemán había que acercarle los datos de la situación en Euskal Herria.

El grupo alemán de Solidaridad con los amigos de Euskal Herria (Freundinen und Freunden des Baskenlandes) protestó ya con energía por este premio a Garzón e Ingo Niebel emprendió la redacción de este libro de cara a ofrecer una información actual y datada sobre la problemática general del pueblo vasco en nuestros días. En el primero de sus siete grandes apartados, Ingo Niebel introduce al lector mediante la particularidad del idioma vasco, el euskera, en el conflicto político. Luego bosqueja el campo de los medios de comunicación y el papel de los periodistas dentro del marco de la política de medios marcada desde el Estado. Profundiza sobre el juez Garzón y sus determinaciones contra el periódico Egin, el proceso judicial llevado a cabo contra sus periodistas y editores. Más tarde analiza el destino de otro periódico, Egunkaria, en el que además de la arbitrariedad policial y jurídica expone las confesiones de los periodistas torturados. En el penúltimo apartado aborda diversos temas que muestran lo lejos que está el Estado español de garantizar a los españoles la libertad de prensa y de reunión, estableciendo condiciones bajo las cuales muchos vascos se sienten víctimas de un “apartheid político”. Situación que debe acabar para que la paz y la libertad reine en el País Vasco. El libro termina con la manifestación desarrollada en Bilbo el 7 de enero de 2012 por la libertad de los más de 700 políticos vascos en cárceles españolas y francesas, “la mayor manifestación en Euskal Herria desde hacedécadas”.

Sin duda un buen servicio el que presta el periodista e historiador Ingo Niebel al lector alemán con este libro breve y serio, bien datado y objetivo si bien, como él mismo recalca, “no apartidista”. Una vez más el doctor en Historia, desde la seriedad del análisis, sabe que con su posición en el conflicto vasco “ich verstosse gegen die in Madrid vorherrschende “political correctness” und bin mir der möglichen Folgen bewusst”, va en contra de las directrices informativas marcadas desde Madrid y es consciente de las posibles consecuencias que su postura pudiera conllevar. Después y todo algunos de sus compañeros de información y trabajo del periódico Egin siguen hoy presos en cárceles españolas.

En resumen, un libro ágil y de utilidad para el lector alemán interesado en la situación actual de Euskal Herria, escrito por un alemán de Colonia, periodista y doctor en Historia, amante como Wilhelm von Humboldt del pueblo vasco, que merecería ser publicado también entre nosotros.

Mikel Arizaleta

El artículo original se encuentra aquí.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.